Las claves para independizarse y salir de casa de tus padres

Independizarse es uno de los hitos vitales a los que todo joven aspira. Si estás pensando en dar el paso, seguro que te surgen muchas dudas sobre cómo independizarte de tus padres. Y es que, irse de la casa de los padres requiere reflexión, planificación y dinero. Veamos algunos consejos prácticos para emanciparse de la forma más sencilla posible.

Pasos clave para independizarse de los padres

Independizarse no es solo mudarse y mover tus cosas de sitio. Es uno de los mayores cambios que vas a experimentar en tu vida. Por eso, debes tener en cuenta varias consideraciones.

¿Es realmente el momento?

Es cierto que puedes experimentar una gran urgencia por independizarte, tener tu propia casa, tus normas… Pero debes hacer un ejercicio de reflexión y ser honesto contigo mismo. ¿Estoy en el momento adecuado? ¿Voy a saber convivir con otra gente que no es de mi entorno familiar? ¿Tengo la suficiente solvencia económica?

¿Tengo los medios?

Ahorrar para independizarse es una de las primeras cosas que tienes que plantearte bastante antes de comenzar el proceso. Piensa que no solo necesitarás la primera mensualidad del alquiler. Lo normal es que tengas que pagar una fianza como poco, más las facturas de suministros y la compra de utensilios y equipamiento para tu nuevo hogar. Y también tendrás que llenar la despensa, aunque en casa de tus padres te surtan de tuppers.

Habla con tu familia

¿Cómo independizarme de mis padres sin que repercuta negativamente en nuestra relación familiar? La decisión de independizarte también afectará a la vida de tus padres o tus familiares convivientes. Habla con ellos, explica tus razones y haz que se impliquen en tu nuevo proceso para mantener los buenos lazos comunicativos y familiares.

Investiga

Encontrar un piso o casa en el que vivir no es tan sencillo. No te dejes impresionar por anuncios o personas que te meten prisa con argumentos como “es que este piso está muy cotizado o esta mañana lo ha visto una familia muy interesada”. Lo normal es que sean argumentos de venta.

La decisión debe ser bien meditada, ya que supone una mudanza y un tiempo mínimo que tendrás que permanecer en esa casa. Investiga bien el mercado, contrata servicios profesionales si lo necesitas y, sobre todo, no te limites a internet: haz trabajo de campo.

Visita las zonas que te gustan para vivir

Puedes pensar que una zona es perfecta para mudarte, pero si no la conoces bien es fácil descubrir a posteriori carencias que te afecten en tu calidad de vida. Visita el barrio a distintas horas del día, cerciórate de que hay acceso al transporte público o aparcamiento.

Busca las tiendas y servicios básicos como farmacias o bancos que sabes que son indispensables para ti. Habla con los vecinos de la zona, que seguro que te aportan información valiosa y haz una lista con los pros y contras de cada lugar que te guste.

¿Solo o acompañado?

Irse de la casa de los padres es mucho más sencillo si convives con compañeros de piso o con tu pareja. De hecho, en según qué zonas, pagar solo un alquiler completo es imposible. Busca compañeros que o bien ya conozcas o que tengan un estilo de vida parecido. Temas como las mascotas, los horarios de estudio o trabajo o el tabaco son asuntos que debes dejar muy claros antes de irte a vivir con nadie. Evitarás problemas de convivencia serios.

Cómo organizar la mudanza a tu nuevo piso

Una mudanza es una situación que puede llegar a ser muy estresante. La clave está en decidir bien qué cosas son indispensables en tu nuevo hogar y cuáles pueden quedarse guardadas en casa de tus padres o con una solución de almacenaje como la que te ofrecemos en Monkiebox.

Clasifica tus pertenencias

Lo primero es ver qué tienes en casa y qué quieres hacer con cada objeto. Lo que vas a conservar, lo que es para reciclar, donar o tirar y aquello imprescindible que debes llevar a tu nueva casa.

Te recomendamos que no lleves demasiadas cosas en un principio. Lo primero para que la mudanza sea progresiva y menos estresante. Lo segundo, porque si no te adaptas bien a esa casa o encuentras algo que te guste más, los traslados serán mucho más sencillos.

Cajas tematizadas

Esto parece una obviedad, pero no está de más recordar que si las cajas de la mudanza están ordenadas, colocar tus cosas en la nueva casa será infinitamente más rápido, cómodo y sencillo.

Rotula cada caja con la información necesaria para identificarla y hazlo por todas las caras. Así localizarás muy rápidamente lo que estás buscando.

Pide ayuda

Los amigos están… para las mudanzas. Pide ayuda a tus seres queridos, ya que la vas a necesitar. No solo para cargar cajas y trasladarlas. También para asesorarte sobre los básicos que toda casa necesita, para hacer una compra de fondo de nevera y para limpiar. No olvides ser agradecido e invitar a todos tus ayudantes a una fiesta de inauguración de tu nuevo piso o casa.

Haz hueco en casa de tus padres

Independizarse también es dejar espacio en casa de tus padres para que ellos puedan disponer de ese hueco como quieran. Con Monkiebox es muy sencillo guardar todo lo que quieras de forma segura y ordenada.

Llena tus cajas y nosotros las recogemos y las guardamos con todas las garantías en tu espacio personal de almacenaje. Y si necesitas cualquier caja, solo tienes que avisarnos y te la llevamos a tu casa. Podrás controlar desde tu móvil cualquier asunto relacionado con lo que tengas guardado en Monkiebox.

Así podrás conservar tus recuerdos, apuntes, cosas que ocupan mucho espacio y solo usas de vez en cuando… Independízate del todo y libera a tus padres de la responsabilidad de guardar y cuidar tus pertenencias.

 

Independizarse es un proceso lleno de dudas, pero a la vez apasionante. Con un poco de orden y planificación y con la tranquilidad que te da tener todo el espacio del mundo gracias a Monkiebox, el éxito está garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *