Trucos para hacer el cambio de armario fácilmente

Trucos para hacer el cambio de armario fácilmente

Cada vez que cambiamos de estación, hay una rutina que se repite prácticamente en todos los hogares a la vez: el cambio de armario, uno de los momentos más temidos a los que no podemos escapar.

Para lograr salir de él airosos podemos seguir unos tips básicos sobre cómo hacer el cambio de ropa de temporada con los que tendremos el éxito asegurado.

Trucos para hacer el cambio de ropa en tu armario 

Para hacer un buen cambio de ropa de temporada hay unos consejos fundamentales que todos los expertos en la materia dan y que debemos poner en práctica si queremos buenos resultados:

Apartar todas las prendas que no utilicemos

Seguro que tienes ropa en tu armario que no te pones jamás y que está ocupando espacio inútilmente. Si la descarta, además de tener espacio extra, podrás ganar dinero vendiéndola en alguna plataforma online de venta de ropa y accesorios de segunda mano.

Lavar la ropa de la temporada que termina

Antes de almacenar la ropa, es conveniente que la lavemos y sequemos bien para que mantenga su frescura y no aparezcan malos olores relacionados con la humedad.

Almacenar de forma correcta las prendas

Es básico que con el cambio de temporada la ropa quede almacenada en cajas o bolsas al vacío de acuerdo a su tamaño, bien dobladas y etiquetadas para saber qué hay dentro sin necesidad de abrirlo.

Si son transparentes, mejor todavía porque podremos conocer su contenido de un vistazo.

Tener a mano aspirador y trapo

Porque aunque no queramos, los armarios se ensucian y no tiene sentido guardar la ropa recién lavada sobre una superficie llena de polvo.

Darle una pasada al armario antes de colocar las cosas nos llevará solo unos minutos, así que no te saltes este paso.

Dónde y cómo guardar la ropa de la anterior temporada 

Es cierto que por muy buena intención que pongamos, hay veces que nuestra casa no da para más y tenemos que hacer malabarismos para guardar toda la ropa de la temporada anterior, incluyendo las mantas y los edredones.

Especialmente si vivimos en un gran ciudad o tenemos un piso de alquiler en el que estamos de paso, veremos cómo el espacio de almacenaje es muy reducido y cambiar la ropa de invierno a primavera-verano resulta prácticamente imposible.

Por suerte, hay empresas que nos ayudan en esta tarea, como MonkieBox, que ofrece un servicio pionero que nos puede solucionar el problema definitivamente.

Todo se realiza de forma online, ágil y sencilla: compras las cajas que te interesan según lo que quieres almacenar en ellas, las recibes en casa y cuando las tengas llenas pasan a recogerlas y guardarlas en un centro de almacenaje seguro. Las puedes recuperar cuando quieras y repetir este proceso las veces que desees usando las mismas cajas.

 

Como ves, el cambio de armario puede resultar mucho más fácil de lo que crees y es posible conseguir un espacio extra en tu casa para disfrutarlo con los tuyos sin preocuparte por los trastos ni las cajas de ropa que se amontonan por cualquier rincón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *